miércoles, 19 de junio de 2013

BAIXAR A SES BALANDRES

BAJANDO POR "SES BALANDRES"
Sin duda es uno de los lugares más impresionantes de la isla aunque poco conocido (tal vez debo añadir que afortunadamente). Un lugar que con casi 200 metros de altura sobre el nivel del mar, se puede bajar sabiendo el camino aunque nos encontremos con alguna dificultad que con ayuda de no tener o disimular el vértigo podemos superar.
En esta ocasión, fue un día de principios de junio con el lugar adornado por una intensa flora local, poco usual el resto del año, aunque en invierno es un lugar donde abundan los helechos por el elevado grado de humedad, aunque en verano es mucho más seco. Por tanto uno de los mejores momentos para visitar el lugar sería entre marzo y julio, aunque cualquier época del año es buena.
La primera dificultad no es tal ya que incorpora una escalera de madera que obviamente si no existiese el acceso no sería posible. Aunque no se ve en las imágenes, estamos entre dos inmensas paredes de rocas, que harían las delicias de algunos intrépidos escaladores.
Si antes era la flora la que invadía el paisaje ahora son los pinos que nos acompañarán hasta casi abajo del todo. Mientras tanto si miramos hacia atrás vemos la escalera por donde hemos bajado casi a lo lejos y de fondo la impresionante pared de roca.
Entre los verdes pinos, se asoma el azul del mar. Los pinos y el mar nos ofrecen unas deliciosas vistas a medida que nos acercamos al mar a través del pequeño sendero. En esta excursión las prisas serían malas compañías...
Los pinos a medida que bajamos van desapareciendo dejando protagonismo al mar, que desde media altura se nos aparece en un color turquesa y tan claro que nos deja divisar el fondo. Abajo se ven lugares que son aptos para el baño. Eso sí, olvidándonos por completo de chiringuitos, socorristas o cualquier cosa que suele existir en una playa convencional. Aquí la naturaleza y el silencio son los únicos compañeros de excursión.
Esta excursión no es recomendable para todo el mundo. Si algunas de las personas no quieren bajar hasta abajo no se debe insistir, de todos modos si se ha conseguido llegar hasta un punto y uno quiere esperar al resto de la excursión que decide bajar, puede estar disfrutando de unas vistas increíbles sobre el mar y el paisaje de precipicios que ofrece este lugar hasta que el resto regrese.
En algunos puntos una cuerda es una ayuda impresionante, tal vez es el momento más delicado del trayecto y cada cual debe decidir si sigue o se queda arriba. En la foto no se puede observar la verticalidad de esta pared que tiene algunos huecos para poner la punta del pié, mientras hay que bajar agarrándose por la cuerda, después de bajar hay que subir...
En todo caso siempre llegados a este punto antes de la cuerda el paisaje va cambiando, y una especie de dibujo horizontal en la roca es trazado por la misma, formando un curioso dibujo lineal. 
Poca flora queda ya, y los pinos se han quedado arriba, a veces con algunos miembros de la excursión que no han querido bajar. Para los que han bajado sigue la excursión...
Una vez llegados a este lugar podemos darnos un baño (dependiendo de la época o del día escogido), y parar un poco la marcha para disfrutar de los impresionantes acantilados desde abajo. Es tiempo para descansar y recuperar fuerzas para el ascenso. Aquí podremos ver también las casitas varadero (ver siguiente entrada) que se encuentran en este lugar y que son la razón de las cuerdas y escaleras para facilitar la bajada a los pescadores del pequeño pueblo de Santa Agnés de Corona.
 

6 comentarios:

ripley dijo...

a mi me da vértigo verlo dsd aqui, no te cuento mas, oye las fotos preciosas todas, con una luz especial pero por encima del resto destacaria la flor.

un abrazo

ripley dijo...

a mi me da vértigo verlo dsd aqui, no te cuento mas, oye las fotos preciosas todas, con una luz especial pero por encima del resto destacaria las flores.

un abrazo

Miguel Bueno Jimenez dijo...

No solo es bellísimo el rincón, sino que ademas se vibra con el cariño que destilan tus letras.
Expresiones
Piedra

Ignacio Santana dijo...

Jooood...qué pasada de paisajes y qué pasada de fotos que has realizado, amigo!!!

Precioso lugar y tremendas imágenes...felicidades, chaval...gracias por compartirlas y un abrazote desde Gran Canaria!!! ;)

Vicente B dijo...

RIPLEY: Pues sí, la flora estaba espectacular ese día. Vértigo también me daba a mí y aunque dudé al final bajé. Un abrazo.

MIGUEL BUENO JIMENEZ: Muchas gracias por tu comentario y efectivamente tengo cariño a este lugar ya que fue cuna de mi padre.

IGNACIO SANTANA: Es un placer compartirlas e igualmente te agradezco que compartas las tuyas de Escocia y esos lugares que vas conociendo. Un abrazo desde el otro archipiélago.

StreetLounge dijo...

Beautiful place! My favorite photo is the one with the flowers - such a nice colors! :)