jueves, 7 de marzo de 2013

CAP D´ES FALCÓ

CAP DES FALCÓ
(LA PUNTA SUR DE IBIZA)
Llegar a la cima de Es cap des Falcó (El cabo del halcón) es llegar hasta la punta más meridional de la isla, un lugar que llegaremos partiendo de ses salines. En la primera imagen (arriba de todo) podemos ver en una misma imagen, la playa de las salinas, los estanques situados justo detrás y la pequeña población de "Sa revista" . Debido a que Cap des falcó es una punta totalmente salvaje hay que empezar a caminar subiendo montes y posteriormente bajarlos para llegar a es cap des falcó. Un lugar que sólo por las maravillosas vistas que podremos visualizar, vale sin duda la pena. En la imagen de arriba mientras subimos la primera ladera cercana a la playa de Mitjorn ó de ses salines podemos disfrutar desde lo alto del rosario de islotes que separan las islas de Ibiza y Formentera (denominado "Es Freus"). Como referencia se divisan claramente dos faros, el más cercano a la imagen corresponde a la isla des penjats (de los ahorcados) y el más lejano a la isla de Espalmador. Al fondo casi confundido con el horizonte aparece Formentera.
Llegar a Cap des Falcó requiere un poco de constancia y paciencia. No apto para gente que no le guste andar. Las sorpresas no se harán esperar. Aquí en forma de una pequeña calita (sin duda la cala situada más al sur de Ibiza) cuyo nombre desconozco (en caso de que lo tenga), totalmente rodeada de pinos y vegetación.
Subiendo un poco, y dejando la cala atrás, podemos admirar un paisaje bastante rocoso. Estamos en la punta más meridional de la isla, pero por el lado Este sobresale otra punta, en este caso es la punta de Ses Portes, con la Torre vigía de Ses Portes oteando el horizonte...
Estamos llegando arriba de Cap des Falcó. Esta punta que vemos en la imagen con estos pequeños islotes, es la zona más meridional de la isla de Ibiza. Una especie de Finisterrae meridional donde termina la isla por el lado sur. Para algunas personas llegar hasta aquí supone algo de cansancio, pero éste es un buen lugar para descansar y recobrar energías ya que es un lugar verdaderamente bonito.
Ya hemos llegado a la cima de Cap des Falcó, esa cima tan picuda si la vemos desde otro lado de la isla.  Este cabo nos lleva a un lugar con unas vistas fantásticas donde un telón de azul del mar contrasta con otro verde de la vegetación autóctona de la isla. Por un lado el mar y por el otro las salinas asoman por diferentes lados.
Por el lado Este, queda perfectamente visible la playa de Es Codolar, las montañas de la isla y los estanques de las salinas.
Esta ruta la puede hacer gente de prácticamente todas las edades, eso sí, si hay personas con vértigo deben evitar mirar abajo desde arriba ya que la caída del barranco son muy pronunciadas. Aunque si no se tiene demasiado vértigo vale la pena asomarse, eso sí, con precaución...
Si uno no disfruta de barrancos, en la parte de arriba encontrará unas vistas fantásticas hacia la zona Oeste de la isla. Aunque medio oculto pero perfectamente visible la imponente mole rocosa de Es Vedrá nos saluda desde lo lejos, al igual que la zona de Llentrisca.
Una vez arriba, vemos que es "cap des falcó" es una zona bastante grande donde los grandes acantilados circundan la zona costera. A partir de este momento toca bajar, eso sí disfrutando de las vistas que vamos encontrando.
En nuestra bajada podemos ver aunque de lejos el faro e islote de la isla des penjats (de los ahorcados) llamada así debido a que en los tiempos de los piratas allí eran ejecutados y ahorcados los piratas condenados. El islote ahora aparece sereno y distante y rodeado de pinos, de los pinos que tenemos a pocos metros de nosotros.
Durante la bajada, en un punto relativamente bajo, podemos disfrutar de las vistas a la playa más cercana, aunque inaccesible por tierra. Pero que desde las alturas nos ofrece unos fondos límpios y aguas claras.
De nuevo hemos de subir otra ladera para finalmente encontrarnos de nuevo en la cima de otra montaña que nos devolverá a la civilización. De nuevo divisamos la playa de las salinas y Sa Canal, el lugar donde suele haber algún barco cargando sal que irá destino a Europa. Una vez bajamos nos encontramos de nuevo con el mundo que por unas horas hemos dejado atrás, rodeándonos de silencio y naturaleza.

6 comentarios:

Ignacio Santana dijo...

Hola Vicente!!!...ante todo mis disculpas por no dejar comentarios hace algún tiempo, aunque siempre que puedo me acerco por aquí...una pena lo del amigo Joan, lo siento mucho...

No he dejado de ver tus atractivos e instructivos reportajes...pero, ya sabes, siempre voy liado...

Un enorme abrazo desde Canarias, isleño!!! ;)

LiNa dijo...

OLÉ. jo la vaig fer al reves, començant per sa salinera... buff, cansa!

cascarilleiro dijo...

Una maravilla de lugar¡¡el trabajo es extraordinario,lleno de excelentes tomas,enhorabuena¡¡

Saludos.

Vicente B dijo...

IGNACIO SANTANA: Nos pasa a todos, el tiempo siempre falta. Lo de Joan una pena, así es la vida. Un abrazo y me alegro mucho de verte de nuevo por aquí.

LINA: I tant que cansa...!!! pero val la pena. Per cert que es de tu que fá tant de temps que no sé res?. Avora si dones senyals de vida!.

CASCARILLEIRO: Sí el lugar es único y fantástico. Las tomas se hacen fáciles de tomar con esas impresionantes vistas. Un abrazo!.

Birobiro dijo...

Saludos! Hace tiempo que voy viendo tu blog y nunca te había dicho nada, así que enhorabuena!
La pequeña cala sí que tiene nombre, es cala Llarga, si no me equivoco...

En cuanto a s'illa des penjats (de los ahorcados) yo he leido que el motivo de ese nombre no está claro... Si nos fijamos, no hay ningún árbol (y por el viento de esa zona marítima, es difícil que los haya habido) por lo que cuesta imaginar que allí colgasen a gente!

Un saludo desde www.ibizaisla.es, por supuesto te invito a pasarte por la página!

Vicente B dijo...

BIROBIRO: Muchas gracias por tu comentario y por la información ya que como dije en la entrada no conocía el nombre de esa cala. Curioso nombre para una cala tan... corta. Y en cuanto al nombre del islote tienes toda la razón ya que el origen es cierto que no está claro, pero se cree que debía ser el lugar donde se ajusticiaban a los piratas (los malos, ya que los buenos supongo eran los corsarios, que por eso tienen un monumento en el puerto) para que sirviera de escarmiento a los que se acercaban a la ciudad. Para ello no debía hacer falta árboles sino algunas horcas... En fin es cierto que mucha historia se funde con leyendas que tal vez no tengan rigor histórico. Muchas gracias por el enlace. Suelo visitar tu página a menudo. Un gran trabajo!!. Un saludo y de nuevo Gracias.