viernes, 22 de enero de 2010

MOLTS ANYS I BONS

Dentro de pocos días cumplirá años, ocho décadas de vida que son muchas pero lo hace con mucho ánimo.
No hay más que verla con que facilidad se agacha a recoger algarrobas y ponerlas en el cesto que posteriormente las echará a unos sacos mucho más grandes... poco a poco se irán llenando, y con la fiel compañía de su gato que actúa de observador.

Viendo estas imágenes es ver mis raíces, mi procedencia... mis abuelas vestían igual durante toda sus vidas, también lo hicieron varias de mis tías, pero con el tiempo desistieron, ya que era un ropaje algo incómodo.
Pues me pregunto cuantas chicas de veinte años o cuanta gente joven sería capaz de hacer la labor que hace esta mujer que no parece en absoluto que le duelan ni cervicales ni la espalda ni nada.
Siguiendo su ritmo, sin pausa, tranquila en ocasiones, pero sin parar, poco a poco va llenando los sacos...
Esto ocurre un día que quedo con otro blogger, y decidimos acercarnos y pidiendo el correspondiente permiso, nos permite que nos acerquemos, empezamos a hablar, nos permite fotografiarla, pero ella no para de seguir haciendo la recogida de ese fruto a la vez que nos atiende muy animosa y encantadora, su nombre Francisca.
Le deseo desde aquí un FELIZ CUMPLEAÑOS ya que cumple años a finales de este mes de enero, o como decimos aquí MOLTS ANYS I BONS y que pueda durante mucho tiempo seguir tan animada y con mucha salud.

11 comentarios:

Juan Pérez Escribano dijo...

que suerte tienes pillar esto, a ver si la semana próxima tomamos un café.

Gorriato dijo...

Me uno a tu felicitación,personas así hacen falta muchas.Saludos desde la Sierra de Huelva

Mediterráneo dijo...

Unas fotografías preciosas, llenas de vida, de lucha, de ganas, de fuerza...

¡Que gran mujer! que siga teniendo salud para seguir con sus labores y con esas ganas de vivir que se deja ver bajo ese sombrero.

Felicidades a ella y a ti.

Un abrazo.

Jordi Gavaldà dijo...

Per molts anys i bons, també!! és veritat Vicente, necessitem reivindicar les nostres arrels i sobre tot aquesta capacitat per lluitar per la vida!!! una molt bona entrada i ja m'agradaria anar a prendre el cafè amb vosaltres!, bé segur que trobarem la ocasió.

Una abraçada.

consuelo dijo...

Unes fantàstiques imatges!! I per molts d'anys!
Salut!

LiNa dijo...

que esas manos duren muchos años. Y su alma mas, para recordarnos de donde venimos y el duro trabajo de nuestro tierra.

Vicente B dijo...

Totalmente de acuerdo con vuestros comentarios. Efectivamente Juan Pérez no solo la suerte de poder fotografiar sino de charlar tan animosamente, da gusto esta gente tan generosa y amable (el café cuando quieras que ya estoy de nuevo por acá), tal como dice Gorriato, hacen falta mucha gente así, el mundo sería diferente. Hola Mediterráneo, efectivamente tanto las fotografías como esa persona están llenas de vida, de lucha, de ganas y de fuerza...
Hola Jordi, cuant de temps...!!! just hi arrivat d´ un viatge per unes cuantes ciutats que tenía pendentes de visitar. Tens tota la raò del mon cuant dius que necessitem reivindicar les nostres arrels i la capacitat per lluitar per la vida. El cafè ja saps cuant estigues per aquì quedam...!!!.
Salutacions Consuelo, que tal es porta sa Tramontana per s´illa vesina???, tenc molta anyorança de Menorca. HOla Lina, cuanta razón que tienes cuando dices lo dura que es el trabajo de la tierra, y encima muchas veces incierto... Gracias a todos y un Saludo

Toni Pons Barro dijo...

Unes fotos autentiques, l'esencia de l'illa cada dia mes dificils de trobar, al menys per Menorca.
enhorabona per les tomes.
salut.

cascarilleiro dijo...

Fantásticas tomas,realmente expresan el trabajo y la lucha.Felicidades.

Saludos.

Maria Rosa dijo...

Son fantastiques les fotos d'aquesta àvia i molt ben trobades. La sort sempre surt tard o d'hora, s'ha de tenir paciencia i al final cadascú te el premi que es mereix. Seguire el teu blog. Una abraçada.

Pepe Roselló dijo...

Oigaaaa ese blogger que iba contigo era yo. Oigaaa oigaaaaa. Que suerte la nuestra haber pasado ese rato tan agradable con Fracisca, que maja la señora, que amable. Una ibicenca en estado puro. Con su traje típico y su faena de la recogida de la algarroba. Ni en sueños podíamos imaginar que a estas alturas de siglo, ya el XXI aún quede gente (por desgracia) que vista el traje típico ibicenco y que encima se deje sacar estas fantásticas fotos. Molts anys i bons para la señora Fracisca. Aquella tarde sentí por un momento volver a la niñez,ya hace 30 años era típico ver gente vestida así.Gracias por aquella fantástica tarde del 14 Noviembre del 2009.